Tuve muchas etapas, cada vez que decido lo que voy a ser y lo que quiero hacer en mi vida, así sin más, lo cambio.

De muy chica estudié bailes folclóricos y aprendí a tocar el bombo, quería ser abogada y después psicóloga, como todos cuando son chiquitos. 

A los 14 años decidí que quería ser actriz y comencé a estudiar teatro, comedia musical y canto. Con el tiempo cambié el “quiero ser actriz” por “quiero ser directora teatral” y más tarde por “quiero enseñar teatro”.

No hice ninguna de esas cosas.

Me intereso mucho por la historia, a veces creo que debería dedicarme a eso. Estudiarla y enseñarla. O enseñar lo que sea, me gusta explicar cosas.
Me gusta mucho el marketing, me gusta mucho el turismo,
pero lo que realmente amo: es Japón.

Como muchos de ustedes, conocí Japón por primera vez sin saber que lo estaba conociendo, de muy chiquita viendo dibujos animados.
En esa época no sabía que mis programas favoritos eran “anime” y que se producían en Japón, yo solamente los disfrutaba.

De grande desarrollé gusto por el manga, por la tv y por la música asiática. A los 24 años empecé a hacer cosplay.

Decidí que no quería morirme sin visitar Japón por lo menos una vez en la vida (que dramática, ¿no?) comencé a ahorrar y vivía leyendo sobre cultura y sobre turismo Japones, empecé a acumular información y para no sentirme desorganizada lo volqué todo en un cuaderno y ahí fue cuando me di cuenta que tenía mi propia guía!

Me sentía muy emocionada cuando podía recomendar lugares y ayudar a la gente a organizar sus viajes, me pedían consejos o me preguntaban cosas que yo podía contestar fácilmente sin pensarlo demasiado. Mi pasión (¿y obsesión?) por conocerlo todo de Japón me estaban convirtiendo en una experta.

Desde el 2018 soy estudiante de japonés y estoy totalmente centrada en cumplir mi objetivo poco a poco: recorrer completamente Japón de norte a sur.
¿Me acompañas? 

Tengo toda la información y la experiencia necesaria para ayudarte a organizar el viaje de tus sueños.
¿Estás dispuesto a vivirlo? 

Maki